Cómo elegir una almohada cervical

Cómo elegir una almohada cervical

La calidad de nuestro colchón y nuestra almohada son determinantes para nuestra salud pues tienen una gran influencia sobre la calidad del sueño. Dormir correctamente es la mejor garantía contra el cansancio y la irritabilidad y la única forma de combatirlo es eligiendo lo mejor para nuestra cama. Pero, ¿cómo elegir una almohada cervical y un colchón perfectos para nosotros? Los factores que hay que tener en cuenta son varios así que, vamos a ver primero cómo elegir el cojín y luego el colchón.

¿CÓMO ELEGIR UNA ALMOHADA CERVICAL QUE SE ADAPTE A MI?

A la hora de elegir un cojín hay que tener en cuenta dos factores: el grosor y la dureza. Los cojines se tienen que cambiar cada tres años así que es importante que elijas el perfecto para ti porque vas a tener que familiarizarte con él.

Dicho esto, si duermes boca abajo, lo mejor es que te compres una almohada blanda y fina gracias a la cual no tendrás que forzar el cuello ya que te quedará alineado con el resto del cuerpo. Si, por el contrario duermes boca arriba, las almohadas intermedias son las más adecuadas al igual que si duermes de lado. En ambos casos, una almohada de unos diez centímetros de alto es lo más recomendable.

Si, además tiendes a roncar, es importante que recurras a una almohada de las mismas características y que te habitúes a dormir de lado, en posición fetal. Gracias a esta postura, tus vías respiratorias no sufrirán ningún tipo de obstrucción y podrás respirar con facilidad. Las almohadas duras, como ves, no son recomendables duermas como duermas ya que no te permitirán descansar cómodamente.

Pero, ¿qué hacer al dormir en pareja? ¿Buscar una almohada intermedia? No, lo más conveniente es comprar dos almohadas, una adaptada a cada uno de los miembros. Las necesidades de cada uno son únicas así que hay que tratar de satisfacerlas en la medida de lo posible.

¿CÓMO ELEGIR UN COLCHÓN ADAPTADO A MIS NECESIDADES?

Elegir un colchón adecuado es igual de importante. En este caso, lo recomendable es cambiarlo cada diez años y su coste suele ser más elevado. A la hora de comprarlo hay que tener en cuenta la altura y el peso. El colchón tiene que ser, como mínimo, quince centímetros más largo que tú y cuanto más peso tenga que soportar, más firme tiene que ser. De lo contrario, te hundirás y no podrás moverte con facilidad.

Además, hay que tener en cuenta los materiales, especialmente si te mueves mucho. Los conocidos como “colchones con memoria” se adaptan tanto al cuerpo que, si te mueves mucho, te dificultarán el descanso. Ten todo esto en cuenta y verás que, una vez compres tanto tu cojín como tu colchón siguiendo estos consejos, dormirás como un bebé.

Qué opinas?

Otros Productos

Almohada cervical de diseño contorneado

¿Necesitas un soporte para descansar el cuello? Esta almohada cervical es perfecta, gracias a los materiales con los que está elaborada, además de un diseño...

Almohada viscolelástica adaptable

Uno de los accesorios más importantes en el descanso de pacientes, es el soporte con el que cuente para distribuir su peso sobre la cama. Esta almohada cervica...

Almohada cervicales con altavoces

Contar con una almohada cervical te ayudará a tener un mejor y más profundo descanso reparador. Pero si también necesitas de escuchar música suave para conc...

Almohada plus viscolelástica

Estas almohadas cervicales te permitirá conseguir un sueño mucho más profundo, ya que cuenta con unos materiales que te ayudrán a conseguir un mayor descans...

Almohada cervical music pillow

Estas almohadas cervicales son perfectas si buscas la comodidad y la posibilidad de escuchar música a la vez, debido a que la misma contiene unos altavoces, lo...

Almohada viscoelástica con memory foam

Una de las innovaciones en productos de descanso es la memory foam, un material que percibe el calor y se adapta a la forma del cuerpo. Es excelente para ofrece...